Primer balance de este tiempo incierto

Primer balance de este tiempo incierto

Primer balance de este tiempo incierto

(Ver anteriores escenas: Mediaciones Simbólicas/Cuerpos hablados, cuerpos hablantes/Maestra por Whatsapp)

 

Silvina Rita Fernández
silvinarita.fernandez@gmail.com
Egresada del Diploma Superior en Psicoanálisis y Prácticas Socio-educativas 
Maestra de primer grado de una escuela pública de gestión social de la periferia de Bariloche.

 

Creo que la tarea de este tiempo ha sido la tarea de significar este encargo, construir un sentido.

¿Cuál era el encargo? seguir  siendo escuela sin compartir un espacio un  tiempo, ni presencia corporal y hacerlo a través de un medio tecnológico, en nuestro caso uno sumamente  limitado como es el teléfono celular  y el whatsapp.

Esto fue proponernos un enigma, el enigma de cómo llegar a es@s niñ@s mediados por un aparato, mediado a su vez por un@ adult@, y sabiendo que no sólo quiero saber cómo están como una mera cuestión humanitaria, sino que quiero ofrecer algo que tenga que ver con lo que hace la escuela: que es hacer lazo con la cultura y los contenidos de la cultura. Yo no quiero resignar eso, porque creo que resignar eso sí es ampliar la desigualdad, que no es sólo educativa pero que también es educativa.

Quiero que entre nosotros haya algo de eso que se llama aprendizaje.

Pero las respuestas vienen en grajeas, como pequeños triunfos provisorios sobre un no saber de base, muchos no saber qué fue, que pasó…porque adrede dimos esa libertad, porque el marco no puede ser de forzamiento y eso lo teníamos claro. No queríamos resistencia sino apertura.

Es como tirar piedritas al lago y no saber si hace patito… qué pasa con las ondas expansivas.

Algo quizás sabremos al regreso. Recuperar relatos al regreso será muy importante para hilvanar todo lo que nos queda suelto.

Siempre la interpretación de lo que sucede es fallida pero ahora más.

La tecnología aumenta un poco la sensación de comunicación. Yo mando el otro recibe…pero puede no pasar nada porque no veo los signos de afectación de ese cuerpo, o al menos los leo limitadamente cuando me los comparten (vocecita en audio, foto del cuaderno). Lo más genuino se me presenta como la voz.

También hay efectos que se leen semanas después (ella está escuchando los cuentos para dormirse, ahora tiene una nueva costumbre…).

Si no hay enigma no hay nada para leer, por eso este tiempo despertó en mi más ganas de lectura, de saber lo que pasa, de explicar lo inexplicable, una invitación a producir nuestros propios sentidos y dejarlos como una huella material, viñeta, audio, foto, escritura. Creación de mucho, mucho material didáctico.

“Leer es construir sentido, dice Graciela Montes, nos hace humanos o sea rebeldes, aunque muchas veces infructuosa esta apasionada persecución del sentido es nuestro rol, lo que de veras nos da calor y nos ilumina”.

Creo que lo que me ha dado calor e iluminado este tiempo es ese enigma y me ha dado calor también hacerlo en equipo, cuerpeándonos entre nosotr@s.

También cuando uno mira el enigma, el enigma te mira así que me parece que lo que generó  es mucha lectura de mi propia práctica como maestra.

Como una suerte de concentración, como guiar a alguien en esos juegos de guiar al que no ve, y querer darle la posibilidad de éxito.

Claro que los que no vemos ahora somos nosotros y queremos que el otro llegue a ese lugar que deseamos…y quizás, ojala, también él.

Si leo desde este hoy la escuela …¿qué veo?

En un punto ha vuelto algunas cosas más simples, como que en el fondo no se trataría tanto de formatos, sino de sentidos y de enigmas a descifrar.

Aprender se trata de cómo enlazar con el deseo, con el deseo de aprender y acompañar las construcciones SIMBÓLICAS, no sólo subjetivas, necesarias para construir, lenguaje, pensamiento, cuerpo, lectura, escritura, comprensión…

Ahora lo que nosotros quisimos hacer fue esto: enlazar  el deseo de  ese pibe o de esa niña para que haga algo que lo ponga en el camino de una búsqueda .

Esa búsqueda necesita de soportes simbólicos, nosotros proveemos ese andamiaje para que el camino sea posible, mas si este no está dado en lo familiar .

En algunos contextos la escuela es más determinante para que esto suceda.

Mediaciones encontradas:

Ofrecer algo que a nos nosotras nos ha puesto en movimiento, deseantes, curiosas.

Claridad en la intención, explicitar intención.

Complicidad con otros, guiño de algún adulto cercano.

Marco de relato en el cual propongo lo que propongo.

Sentido de fondo y pragmatismo luego, si lo amerita.

Poesía y encarnadura…

Huella, algo que leer (voz, producciones, conversaciones, producciones) para dar cuenta del camino.

Ante la escasez de recursos y lo incierto del momento, vuelvo a la esencia  de lo que debería ser una apuesta educativa.